Compartir archivos desde Ubuntu con Obmin

Uno de los mayores problemas, por no decir, el mayor de los problemas son las relaciones. Y hablo de las relaciones en general, sin distinciones. Ya sea entre seres vivos, como entre dispositivos. De todos es conocido la anécdota de Richard Stallman y la impresora. Así, uno de los problemas recurrentes con el que nos enfrentamos es compartir archivos entre dispositivos. Es lógico pensar, que este problema de comunicación entre tus dispositivos lo tengas resuelto. ¿Pero que sucede cuando quieres compartir archivos entre Ubuntu y otro chisme?. Si, ahí precisamente es donde tenemos el problema. El dispositivo con el que nos queremos comunicar desde nuestro Ubuntu, puede ser desde otro Ubuntu, pasando por un ordenador con otro sistema operativo, o incluso con un móvil Android. Para resolver este problema y compartir archivos desde Ubuntu con cualquier dispositivo, de forma sencilla, tenemos Obmin.

Por supuesto, que actualmente, teniendo en cuenta que las tarifas de datos, son relativamente económicas, siempre podemos recurrir a instalar una aplicación en el móvil o en Ubuntu, o en el otro dispositivo, para resolver este problema. ¿Pero y si no disponemos de conexión a internet? y si lo tienes que hacer frecuentemente y con distintos dispositivos y sistemas operativos. En este caso, sin lugar a dudas, el problema, lo tienes resuelto con Obmin que te permite compartir archivos desde Ubuntu con cualquier dispositivo vía HTTP.

Compartir archivos desde Ubuntu. Portada.

Compartir archivos desde Ubuntu con cualquier dispositivo

Obmin es un proyecto de software libre, liberado bajo licencia GPLv3 y pensado para usuarios de escritorio. Simplemente se trata de un servidor de archivos, que te permite compartirlos de forma sencilla. ¿Como funciona? para compartir archivos desde Ubuntu con cualquier dispositivo, tan solo tienes que indicar en Obmin el directorio que quieres compartir y colocar allí el archivo que deseas compartir con otros usuarios.

Una vez el archivo en el directorio compartido, puedes acceder desde cualquier dispositivo mediante un navegador tipo Firefox o Chrome a la dirección y puerto que te indica. Una vez en la página solo tienes que descargar desde allí el o los archivos que hayas puesto para compartir. Es decir, no es mas que un servidor web de archivos. Una solución simple y sencilla a la par que ingeniosa. Al final, cualquier chisme con un navegador te permitirá conectarte con total facilidad.

Sencillo, amigable a la par que potente

Esta solución para compartir archivos con cualquier dispositivo desde Ubuntu, es tan sencilla como potente. Y es precisamente esta sencillez la que hace que esta solución sea una solución estable. La ventaja que nos ofrece Obmin, es que no requiere del usuario conocimientos profundos sobre servidores web, ni nada por el estilo. Simplemente instalas la aplicación, pulsas el botón de compartir y a funcionar. Y es precisamente esto lo que hace de esta aplicación una herramienta amigable, pulsar un botón y compartir.

Sobre la conectividad

Es posible que haya soluciones mas rápidas, potentes y robustas, sin embargo, lo que Obmin busca es precisamente la sencillez y la conectividad. Posiblemente con otro tipo de protocolo que no sea HTTP, se consiga mejorar en algunas de las características comentadas anteriormente. Sin embargo, no creo que hoy en día, exista un protocolo mas extendido que el HTTP. De esta forma, tal y como he mencionado anteriormente, si Obmin busca sencillez y comunicarse con casi cualquier cosa, necesitamos un protocolo estandar y extendido.

Compatibilidad

La solución ofrecida por Obmin está especialmente pensada y diseñada para ejecutarse en cualquier medio Linux. Desde un terminal, un entorno de escritorio, la nube, o incluso un dispositivo Android son capaces de correr esta aplicación. Y detrás de la misma se encuentra GNU/Linux, que junto a otras tecnologías, son capaces de ofrecer tanto privacidad como seguridad.

Desde el punto de la privacidad, es indudable que un almacenamiento local, no tiene competidor. Por mucho que un proveedor de servicios te asegure, es imposible que te pueda garantizar la privacidad que tiene un almacenamiento local. Es mas, incluso aunque seas tu el que pongas los archivos en la nube, en tu propio servidor. Al final, es susceptible de que cualquier amante de lo ajeno quiera intentar hacerse con esos datos que tu tienes.

Seguridad

Respecto al nivel de calidad y seguridad, puedes estar tranquilo porque Obmin, te ofrece los mismos que cualquier servicio público. Así, Obmin, utiliza un certificado personal únique TLS 1.2, generado por OpenSSL para realizar conexiones segurar mediante HTTPS.

En cualquier momento puedes generar un nuevo certificado o incluso utilizar certificados de Let’s Encrypt. Tan solo tienes que seleccionarlo en las preferencias de la aplicación.

Por otro lado el servidor soporta Digest Authentication para la autentificación vía HTTP. Se trata de una solución en la que no se exponen contraseñas. De esta forma, utilizando contraseñas seguras, será realmente complicado acceder vía HTTP al servidor. Evidentemente, es necesario hacer uso de contraseñas suficientemente seguras y sobre todo de una longitud mínima.

Llegados a este punto, indicarte que aunque el navegador te avise de que el certificado no está firmado, no te debes preocupar. Ten en cuenta que al fin y al cabo, el certificado lo has generado tu, con lo que al menos tienes que confiar en ti mismo. Es mejor utilizar este tipo de certificado que no utilizar nada. Al final, aunque no esté firmado, te permite cifrar la comunicación de igual manera.

Otras características

Una de las características interesantes de esta aplicación es que disponemos de su código fuente. Que una aplicación ponga a nuestra disposición el código es muy importante, mas si cabe, en el caso de una aplicación que se utiliza para compartir archivos y documentos. Por un lado, esto nos da mas seguridad, puesto que al disponer del código, este se puede auditar. Esta auditoría nos permite determinar si existen puertas traseras o código malicioso. Evidentemente, es necesario que un experto audite el código, para asegurarnos de que éste, está libre de estas prácticas dañinas.

Otra interesante característica de esta aplicación es que es extensible. Gracias a las opciones que Obmin pone a nuestra disposición, y al API que tiene disponible, es posible adaptarlo a nuestras necesidades. Lo puedes configurar para cada uno de tus dispositivos. Y lo mejor de todo, es que no requiere una configuración específica, ni grandes recursos.

Por último, se trata de una aplicación, que como verás es totalmente configurable. Te permite varios estilos tanto para la interfaz web, como para la aplicación de escritorio. Además las opciones disponibles, están agrupadas en categoría, que te permiten configurar el comportamiento del servidor, el número de conexiones, y otras muchas características.

Disponibilidad

Obmin dispone de diferentes indicadores que se adaptan a la perfección a los diferentes entornos de escritorio, y que te permitirán compartir archivos desde Ubuntu con independencia del sabor elegido, casi con independencia del que utilices. Así tenemos,

  • Gnome Shell
  • Unity
  • KDE
  • Mate
  • LXDE
  • XFCE
  • Cinnamon
  • Pantheon
  • Budgie

Principales características

Entre las diferentes características que te ofrece esta extensión para GNOME Shell y otros entornos de escritorio, te puedo indicar las siguientes,

  • Sencillez en la instalación
  • Facilidad de configugración
  • No necesitarás privilegios de administrador
  • No necesitas ningún aplicación especial en el lado de cliente
  • Se utiliza HTTP como protocolo de transferencia, es decir un protocolo ampliamente aceptada por cualquier sistema operativo Linux, OSX, Windows, Android, iOS, …
  • Permite multiples fuentes
  • Admite filtrado de contenido
  • Es posible configurar el puerto de comunicaciones
  • Permite la generación de certificados TLS
  • Mantiene un registro detallado de las conexiones del lado del servidor
  • Dispone de interesantes extensiones como generador de listas de reproducción, sistema de presentaciones o hasta un compresor
  • Permite la reproducción a tiempo real de vídeo en streaming incluso con recodificación.

Instalación

Antes de comenzar con la instalación, y previo a compartir archivos desde Ubuntu, es recomendable que te asegures que tienes todos los paquetes que permiten el correcto funcionamiento de la extensión. Así, pues en un terminal, ejecuta las siguientes órdenes,

sudo apt update
sudo apt -y install gjs gir1.2-atk-1.0 gir1.2-glib-2.0 gir1.2-gtk-3.0 gir1.2-soup-2.4 psmisc curl gir1.2-appindicator3

Una vez te hayas asegurado de que tienes estos paquetes instalados, tan solo tienes que ir a la página de extensiones de GNOME Shell y en particular a la página de Obmin, donde con un solo clic podrás proceder a su instalación.

Una vez instalado no tienes mas que pulsar el botón Obmin Server, y ya estarás compartiendo archivos con todo aquel que se conecte a la página web que sirves desde esta aplicación.

Compartir archivos desde Ubuntu. Indicador.

Configuración

Antes de que empieces a compartir archivos desde Ubuntu es importante que configures esta aplicación, aunque como verás, lo mínimo imprescindible es realmente sencillo.

Al acceder al cuadro de diálogo de la configuración, veremos directamente la primera pestaña, las estadísticas. Aquí de forma resumida, vemos la actividad reciente así como las conexiones y las transferencias.

Compartir archivos desde Ubuntu. Estadísticas.

En la segunda pestaña del cuadro de diálogo de configuración, tenemos a nuestra disposición el registro. Aquí tenemos una lista detallada de todos los accesos al servidor, es decir, desde donde accedieron y que es lo que tomaron.

Compartir archivos desde Ubuntu. Registro.

En la última de las pestañas, tenemos la configuración en si. Aquí podemos incluir tantos archivos y directorios como necesitemos. Simplemente en la primera de las pestaña, la de Locations, tienes que indicar las ubicaciones que quieres compartir.

Compartir archivos desde Ubuntu. Configuración.

Por otro lado, también puedes hacer que el servidor se inicie cuando arrancas tu equipo. Igualmente, puedes establecer el tema de configuración así como el modo en que sirves los archivos.

Como te he comentado anteriormente, además de compartir archivos desde Ubuntu, puedes hacer algunas otras acciones adicionales, para lo que es necesario que habilites diferentes extensiones. Desde esta pestaña puedes habilitar las extensiones que tiene actualmente Obmin disponibles,

  • Transcodificador multimedia
  • Generador de listas de reproducción
  • Compresor de archivos
  • Visor de presentación de imágenes
  • Cámara de vídeo.

Es posible tanto definir el puerto al que se tienen que conectar los clientes como habiltar el protocolo seguro HTTP. Aquí además puedes configurar la autentificación. De esta forma solo los que dispongan de usuario y contraseña podrás descargar archivos de tu equipo.

Conclusión

Como has podido ver se trata de una herramienta realmente potente, y que en unos sencillos pasos tendrás a pleno rendimiento. Y sobre todo, la gran ventaja de la aplicación, es que puedes compartir cualquier archivo sin necesidad de instalar ninguna aplicación en el cliente de destino.

Sin lugar a dudas, es una opción que tienes que tener en cuenta a la hora de compartir archivos desde Ubuntu.


Más información,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.