Historia de dos portapapeles (en Linux)

Como

En muchos aspectos, Linux, es diferente a otros sistemas operativos como Windows o Mac. Uno de estos aspectos son los portapapeles. Si, ni yo me he equivocado al escribir, ni tu has leído mal, he escrito portapapeles, en plural. Es muy probable, que ya te hayas dado cuenta, o que simplemente hayas observado un extraño comportamiento con lo que copias o pegas al portapapeles. Y es que en Linux hay dos portapapeles, dos portapapeles distintos. Es decir, que dependiendo de como copies irá a un portapapeles u otro. Y de la misma forma, dependiendo de como pegues, también puede venir de un portapapeles o del otro.

Historia de dos portapapeles (en Linux)

Historia de dos portapapeles (en Linux)

Como te decía en la introducción, en Linux existen dos portapapeles, lo que en la jerga de X Windows se conoce como selecciones. Esto es algo que puede despistarte en un momento determinado, pero a lo que tenemos que aprender a sacar partido.

Portapapeles principal o primario

En Linux, cualquier texto o contenido que seleccionas con el ratón, se copia al portapapeles principal, sin necesidad de que tu hagas nada adicional. Simplemente selecciona un texto con el ratón en una página web de tu navegador preferido, y ya se habrá copiado el texto al portapapeles principal.

¿Como extraer el texto del portapapeles principal? La pregunta inmediata es como pegar desde el portapapeles principal. Si intentas pegar con Ctrl+V, verás que, o bien, pegas el contenido de algo que has copiado anteriormente de forma tradicional, o simplemente no pegas nada por que el portapapeles secundario está vacío. Para pegar, tienes que utilizar el botón central del ratón.

Respecto al botón central del ratón, depende de la configuración de tu ratón, como te puedes imaginar, pero, suele ser la misma rueda, de forma que haciendo clic sobre ella, es cuando se pegará el contenido del portapapeles principal.

Portapapeles secundario o simplemente portapapeles

Si vienes de otro sistema operativo, el portapapeles tradicional, el portapapeles de toda la vida, es el portapapeles secundario, el que se comporta como esperas.

Básicamente puedes acceder a este portapapeles utilizando o bien las entradas de menú o los atajos de teclado. Así para copiar cualquier texto al portapapeles secundario, puedes o bien copiarlo utilizando el atajo de teclado Ctrl+C, o bien desde el menú de la aplicación, o desde el menú contextual puedes utilizar Copiar. Otra opción es la de cortar el contenido. Al cortar el contenido, no solo lo copias en el portapapeles, sino que también lo borras de la fuente de donde lo has copiado.

Para cortar el contenido, puedes utilizar el atajo de teclado Ctrl+X o bien, hacerlo mediante el menú de la aplicación o el menú contextual Cortar. De esta manera, borrarás el texto que tengas seleccionado y lo copiarás al portapapeles secundario.

De la misma manera que has hecho para copiar o para cortar, para pegar el contenido, lo puedes hacer utilizando, o bien el atajo de teclado Ctrl+V o bien, utilizar el menú de la aplicación o el menú contextual, seleccionando la opción Pegar.

Desarrollando aplicaciones

A los desarrolladores de aplicaciones desde FreeDesktop se le dan una serie de recomendaciones, que como verás a continuación, se ciñen a lo comentado hasta el momento,

  • Al seleccionar un contenido, este debería copiar solo al portapapeles primario, nunca al secundario.
  • Cuando se pulsa el botón central, solo debe pegar el contenido del portapapeles primario, nunca del secundario.
  • Cuando se realiza de forma explícita la acción de cortar o copiar, desde el menú de la aplicación o desde el menú contextual, se debería copiar el contenido tanto en el primario como en el secundario, incluso cuando la acción de copiar no lleve asociada una selección.
  • De la misma manera, cuando se pega de forma explícita, utilizando o el menú de la aplicación o el menú contextual, se debería pegar desde el secundario, y no desde el primario.

Sincronizando portapapeles

En teoría las aplicaciones deberían tener sincronizados ambos portapapeles, de forma que si copias un texto en el primario también se copie en el secundario, y viceversa. Sin embargo, esto no siempre es así. Así, por ejemplo, hay algunos emuladores de terminal que te ofrecen esta posibilidad, pero no siempre sucede esto, ni en todos los casos.

Sin embargo, si esto de tener dos portapapeles no te resulta de utilidad, o simplemente te molesta mas que te ayuda, siempre tienes la opción de utilizar una aplicación que se encargue de sincronizar los portapapeles.

Una de estas herramientas, es Parcellite. Parcellite es un gestor del portapapeles que entre otras cosas también te permite tener sincronizado ambos portapapeles.


Más información,

Imagen de portada de Catherine Heath en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *